lunes, 5 de enero de 2015

CHAL DE CALAVERAS

Mi cuñada me pidió que le hiciera un chal y enseguida pensé en hacerle el patrón de las calaveras porque va mucho con su personalidad y porque lo quería en negro (color que odiamos todas las que nos dedicamos a las labores con hilos y lana). Cómo quería hacerme otro chal para mí en color mostaza decidí practicar el patrón con éste color que me resultaría más sencillo. He de decir que la labor tiene miga y que para empezar me costó encontrar un patrón que pudiera entender, así que al final hice una mezcla entre una página de una chica que lo explica muy bien y un gráfico que os pondré más abajo. Hasta que le coges el ritmo al dibujo sudas tinta pero luego va rodado. Me hice los dos chals del tirón y no sé cuál me gusta más. Son bastante grandes, los dos han necesitado 6 ovillos de 125m, pero la gracia de las calaveras es que el chal cuelgue y se vea el dibujo. Espero que os gusten y a mi cuñada le encantó y yo estoy cómo loca con el mío, no me lo quito para nada, además, el color mostaza encima de los sobrios abrigos de invierno queda genial.










El enlace al blog donde explica paso a paso el patrón os lo pongo aquí. Yo seguí estas explicaciones hasta que se acaban los ojos, a partir de ahí fuí siguiendo el gráfico, ya que ambos patrones no son iguales.
Y aquí os dejo el gráfico que utilicé para ir siguiendo las explicaciones del blog:


domingo, 4 de enero de 2015

XACOBEO HAT

Me tocaba hacer un gorro con dibujo con agujas circulares porque hasta ahora los que había hecho eran con punto derecho y revés. Me decidí por éste Xacobeo Hat de Trelly7 porque muchas chicas a las que sigo en Instagram habían hecho un KAL con éste patrón y me gustaba mucho. Trelly7 (en Instragram) es una chica que tiene un canal en Ravelry (cómo Trelly Hernández) y que sus patrones son de pago, éste en concreto me costó 3€ y lo tiene en español e inglés. Está muy bien explicado y no me costó mucho hacerlo y el resultado es precioso a pesar de que la lana que he usado es sencilla.



Las agujas que utilicé son una ganga que encontré en el Festivalet 2014 y que se las compré a Bufandastore, una tienda online que no conocía y que a partir de enero tendrán tienda física en Barcelona.



AGUJAS CIRCULARES VERSUS CROCHET

Al principio del invierno y, enganchada todavía a las agujas circulares, decidí deshacer el cuello que me había hecho y empezar un chal. La verdad es que no me da ninguna pena deshacer una vez he acabado el producto si sé que no me lo voy a poner porque no me acaba de convencer o que, como en éste caso, se había dado mucho y ya no ejercía su función de cuello super apretado que calienta mucho. Las agujas circulares han resultado ser una buena herramienta de trabajo para mí y aquí está el resultado, que no es porque lo haya hecho yo pero quedo muy bonito (jiji). El borde está acabado con ganchillo.



En 22 de noviembre fuímos a un Guateque que organizaba Duduà para celebrar su octavo aniversario y el lanzamiento de su primer libro en el Barri del Born. Estuvo muy bien. Buen ambiente, buena música, buena bebida y un bimgo muy molón en el que regalaban productos relacionados con las labores (agujas, hilos, bordado, etc). 



Os explico todo ésto porque al final de la fiesta se tenía que romper una piñata y de ella salían más cosas de regalo y de rebote me llevé a mi casa un ovillo de Woolly de DMC. Digo rebote porque cuando la piñata se rompió empecé a coger los hilos que habían a mi alrededor que resultaron ser todos  de punto de cruz (lo intenté en mi primer embarazo pero no me acabó de gustar). Le estaba comentando a mi marido que qué iba a hacer con esos hilos y una chica muy maja que había justo a mi lado me dijo que si quería hacer un cambio con el Woolly y evidentemente acepté encantada. 



Nunca había trabajado con hilos DMC y he de decir que me he enamorado. Empecé un chal con el ovillo y me gustó tanto cómo estaba quedando que me compré 5 ovillos más en Creativa Barcelona y lo acabé y, no sólo eso, me he hecho con el mismo hilo uno mostaza de calaveras que os lo pondré en otro post. El patrón de éste chal es el típico que creo que se llama de arañas.




Así que he pasado de ser adicta a los cuellos en invierno a serlo de los chals porque me los puedo apretar y enrollar tanto cómo quiera y voy calentita calentita.