miércoles, 1 de enero de 2014

AMIGO INVISIBLE DE AMIGURUMI

Después del CAL Amineko organizado por Wasel Wasel a alguien se le ocurrió hacer un amigo invisible con los que nos animáramos a participar. Una vez Más Gemma Adeva (Wasel Wasel) hizo los honores. Le enviamos nuestros datos y ella se encargó de repartir las direcciones para las entregas. La idea era hacer un amigurumi y una postal echa por nosotros, el único requisito era que estuviera relacionado con la Navidad. La cosa empezó muy bien pero la gente empezó a añadir dulces: primero comprados y luego hechos a mano. Y por si ésto no fuera poco se curraban unos envoltorios increíbles. La verdad es que me agobié un poco con el tema (ya que era el segundo amigurumi que hacía y el listón estaba demasiado alto viendo las fotos que los compañeros colgaban en Facebook) pero gracias a que son todos muy majos nos fueron animando a los que estábamos un poco depre. Como hemos repetido un millón de veces en el grupo la intención era hacer algo para alguien poniéndole amor y, está claro, amor le hemos puesto y mucho.
El primer reto fué elegir el muñeco a hacer. Mis hijos me dijeron que hicicera un Pou y al principio me pareció muy poco navideño, pero luego pensé en añadirle un gorro de Papá Noel y quedó mono.
La postal fué otro reto porque nunca había hecho nada de scrap. No me quedó del todo mal, aunque un poco sosa.
Y al final el envoltorio. Cómo ya estaba un poco estresada con el amigurumi y la postal decidí ponerlo todo dentro de un bolso de trapillo que al fin y al cabo se me da mejor que el scrap y me hacía ilusión que mi sorprendida tuviera.

Aquí os dejo fotos de los regalos que yo hice.

Mi Pou navideño:


Detalle de la postal:


Bolso donde lo metí todo:


Ésta foto es de mi sorprendida (Laura V. (Deblaucrafts):


 A los pocos días de enviarlo me llegó el aviso de correos de mi regalo con la mala suerte que hasta el día siguiente de la recepción del papel no podía ir a buscarlo. Se me hizo eterno pero por fin mi hija y yo fuimos a buscar el paquete. Estábamos tan nerviosas que nos sentamos en un banco de la calle a abrirlo. Menos mal que se me ocurrió hacer una foto antes de romper el papel  porque la presentación era preciosa. Era todo monísimo y una vez más me confirmaba que quizá yo no me lo había currado lo suficiente.

Fotos de mis regalos:

La caja de correos con detallitos navideños:


Los paquetes dentro del paquete:


Mi super duende-amigurumi:


 Y unos dulces deliciosos:


Postal bordada:



Quiero dar las gracias desde aquí a mi sorprendedora (Mamu Colors) y a Gemma Adeva por haberlo organizado. He descubierto a través de las labores y las redes sociales facetas mías que desconocía pero sobre todo gente muy muy maja.

Un abrazo a todos de corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario